¿Por qué no consigues lo que quieres?

¿Alguna vez escuchaste hablar de las fuerzas impulsoras y restrictivas?

Las fuerzas impulsoras son aquellas que contribuyen al cambio, las que nos acercan a nuestro objetivo de cambio. En cambio, las fuerzas restrictivas son aquellas que no contribuyen al cambio y que nos mantienen en el mismo lugar, estás fuerzas buscan conservar el status quo y frenar el cambio.

Comprender estás dos fuerzas nos permite trabajar de una mejor manera, enfocando nuestros esfuerzos en lograr que las fuerzas impulsoras sean más fuertes que las fuerzas de restricción.

¿Cómo identificar ambas fuerzas?

Para identificar ambas fuerzas se utiliza una herramienta conocida como:

El análisis de Campo de Fuerzas

El análisis de Campo de Fuerzas, es una herramienta que permite trabajar la resistencia al cambio identificando las fuerzas impulsoras y las fuerzas restrictivas del cambio.

¿Cómo se utiliza?

1. Se comienza por escribir una «T» en una hoja en blanco.

2. Arriba de la “T” se escribe el objetivo a alcanzar.

Por ejemplo: Quiero bajar 5 kilos en 30 días.

3. Una vez completados los pasos anteriores, vamos a analizar las fuerzas que nos impulsan hacia nuestro objetivo (pueden ser internas o externas), y las escribiremos en el lado izquierdo de la “T”.

Por ejemplo: Soy muy disciplinado, mi familia me apoya, tengo el tiempo necesario, tengo los recursos para contratar a un especialista, además me encanta hacer ejercicio.

4. Luego analizaremos las fuerzas que están impidiendo el logro del objetivo y escribiéndolas en el lado derecho de la T.

Por ejemplo: No creo que pueda lograrlo (creencia limitante), no me gusta hacer dieta, no sé como hacerlo.

5. Por último se trata elaborar un plan de acción (solo o con un coach), para minimizar las fuerzas restrictivas y maximizar las fuerzas impulsoras.

Recordá, que mientras no logres que las fuerzas impulsoras sean mayores que las fuerzas restrictivas, el cambio no sucederá.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?