Cómo hacer una revisión de fin de año y planificar el próximo

¿Por qué hacer una revisión de mi año?

Así como en Diciembre sentimos que se nos fue el año y que ya no hay esperanza, en Enero tenemos una energía renovada, un entusiasmo que debemos aprovechar, no solo para analizar y planificar, sino también para accionar en consecuencia.

Realizar una revisión o hacer un análisis de lo que fue el año, es importante por dos motivos:

1. Aprender y tomar conciencia de nuestros errores para no volverlos a cometer dos veces.

2. Asegurarnos de mejorar año a año.

¿Cómo hacer un análisis de mi año?

Para realizar un análisis de lo que fue tu año, basta con que respondas a conciencia las preguntas que te compartiré a continuación.

Estas preguntas van a ayudarte a extraer toda la información y los aprendizajes necesarios para comenzar el próximo año de la mejor manera. Una recomendación antes de dejarte con las preguntas: busca un lugar tranquilo donde nadie te pueda molestar y tene a mano algo para anotar, ahora si… 

Vamos con las preguntas…

 

1. ¿Qué objetivos lograste este año?

 

2. ¿Qué objetivos no pudiste conseguir este año? 

 

¿Por qué? ¿Qué impidió que los consigas?

 

¿Qué podrías hacer de diferente el próximo año para lograrlos?

 

3. ¿Cuál fue tu mayor obstáculo este año? 

 

¿Lo superaste?

 

¿Cómo lo hiciste? 

 

En caso de que no lo hayas superado… 

 

¿Qué podrías hacer el próximo año para vencerlo?

 

4. ¿Cuáles fueron tus pensamientos más predominantes este año?

 

¿Qué impacto tuvieron? 

 

5. ¿Qué error o errores no volverías a cometer el próximo año?

 

Si te gustaría realizar un análisis aún más profundo, te recomiendo que realices un ejercicio que usamos mucho en coaching llamado “La Rueda de la Vida”, este ejercicio te ayudará a ser más consciente de cómo estás en cada área de tu vida y que cosas necesitas mejorar en tu vida.

¿Por qué planificar el próximo año?

El principal motivo por el cual es importante planificar tu próximo año, es tener una dirección clara elegida a conciencia.

¿Qué quiero decir?

Qué si no fijas un objetivo claro que te direccione hacia donde quieres ir, lo más probable es que termines en cualquier lado y puede que el lugar donde termines no te agrade demasiado. Esto lo explico muy bien en el curso “Herramientas para lograr tus objetivos”. Cuando no decidimos conscientemente de que queremos trabajar, podemos terminar trabajando de cualquier cosa, cuando no decidimos lo que queremos hacer o conseguir en el año, podemos terminar haciendo y consiguiendo cualquier cosa y puede que eso no contribuya para nada a nuestro propósito de vida.

En resumen, lo importante a la hora de planificar el próximo año, es tener una dirección clara para no terminar en cualquier lado y que todo lo que hagamos tenga un sentido.

Comencemos…

¿Cómo planificar mi próximo año?

Cómo ya dijimos lo más importante en la planificación de nuestro año, es la dirección.

¿Cómo conseguimos tener dirección?

Con objetivos.

La forma en la cual te recomiendo hacer esto, es la siguiente: 

1. Establece objetivos a corto, mediano y largo plazo.

2. Luego selecciona 3 objetivos de esa lista, que desees cumplir este año y que sean de mediano o largo plazo (asegúrate de que puedas cumplirlos en un año en este caso), ya que son los que presentan un mayor desafío.

A continuación te explico la diferencia entre los objetivos de corto, mediano y largo plazo…

¿Cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo?

Los objetivos a corto plazo, son objetivos que puedes lograr entre 1 y 30 días.

Los objetivos a mediano plazo, son objetivos que puedes lograr entre 2 y 6 meses.

Los objetivos a largo plazo, son objetivos que puedes lograr entre 1 y 10 años.

Veamos algunos ejemplos…

Objetivos a corto plazo:

  • Anotarme en el gimnasio.
  • Comenzar mi canal de Youtube.
  • Ordenar el altillo.

Objetivos a mediano plazo:

  • Posicionar mi marca en redes sociales.
  • Realizar un nuevo curso.
  • Viajar a España.

Objetivos a largo plazo:

  • Irme a vivir solo.
  • Comprarme un auto.
  • Construir mi propio negocio.

* Para fijar estos objetivos te recomiendo que descargues la guía sobre  “Cómo establecer tus objetivos”, ya que esto representa un 80% más de posibilidades de lograrlos.

Y por último, no tienes que lograrlo todo este año. 

La idea es tener un panorama general de todo lo que queremos lograr y en base a eso priorizar el logro de 3 objetivos de mediano o largo plazo que representen un desafío para este año. 

En caso de que sea un objetivo de largo plazo cómo por ejemplo a 5 años, puedes ponerte para este año un sub-objetivo que de lograrse contribuya al logro del objetivo a largo plazo. Así estaremos acercándonos un poco más a esa gran visión durante el transcurso de este año.

 Hasta aquí llega este artículo de blog, ahora que ya realizaste tu análisis de lo que fue este año y planificaste el próximo, solo queda una cosa, pasar a la acción. Planificar es muy lindo, pero la planificación sin acción, no trae resultados.

Disfruta el proceso 💜